Francisco Afonso García (1902-1942), lagunero nacido en Valle Tabares y asesinado por los nazis en Mauthausen

soldado.jpg

 

Nació el 8 de diciembre de 1902 en Valle Tabares, San Cristóbal de La laguna (Tenerife).

Deportado a Mauthausen el 26 de abril de 1941. Nº de prisionero 3450.

Falleció en Mauthausen el 13 de junio de 1942.

 

Francisco Afonso García, un modesto empleado municipal de Santa Cruz de Tenerife fue sometido a un infame expediente de depuración que acabaría en la inicua resolución de destitución. Encarcelado en la prisión de Fyffes, sería canjeado a la zona republicana, llegando a Barcelona en el verano de 1938. Tras luchar defendiendo a la República, formaría parte del triste exilio español en Francia. Alistado a las órdenes del ejército francés lucharía contra los nazis, acabando su vida en el campo de exterminio de Mauthausen.

Francisco Javier Afonso García nace el 8 de diciembre de 1902 en Valle Tabares, población del municipio de San Cristóbal de La Laguna, en la isla de Tenerife. Es hijo de Salvador Afonso Melián, natural de La Orotava, y de Vicenta García Santana, natural de Tegueste, pueblos ambos de Tenerife. Francisco Afonso García es bautizado el 19 de diciembre de 1902 por el presbítero Luís Díaz y Luís.

Francisco fue el tercer varón, y número cinco de los trece vástagos del matrimonio de Salvador Afonso y Vicenta García. Los hijos de mayor a menor edad fueron Salvador, Ana, Juan, Leonor, Francisco Javier, Vicenta, Bernardino, Francisca, José, Carmen, Brígida, Florencio y Concepción Afonso García.

Prestó su servicio militar obligatorio en el Regimiento de Artillería de Tenerife, durante dos años, un mes y catorce días, contados desde el 9 de febrero de 1924.

Nuestro biografiado contrae matrimonio canónico con María Ángela Álvarez García, natural de Güímar, el 7 de mayo de 1928 ante el párroco Cerviá de la iglesia de San Francisco en Santa Cruz de Tenerife. De su matrimonio contraído con María Ángela, nacerían cinco hijos: Francisco Afonso Álvarez, conocido familiarmente como Chicho y nacido el 15 de noviembre de 1926 en La Laguna; Salvador Afonso Álvarez (Arito); María de los Ángeles Apolonia Afonso Álvarez (Ángeles); Libertad Afonso Álvarez, conocida familiarmente como Liber y nacida el 14 de abril de 1932, y a quien su padre decidió imponerle el nombre Libertad para conmemorar que ese mismo día había sido liberado de la cárcel su tío Bernardino Afonso García (posteriormente Liber sería reinscrita como Beatriz); Espartaco Afonso Álvarez, conocido en la familia como Tei y nacido el 21 de septiembre de 1934, aunque reinscrito como Eusebio y bautizado años después como José Antonio.

Francisco Afonso García el 24 de abril de 1928 presenta instancia solicitando ocupar la plaza vacante de guardián de los depósitos municipales de Santa Cruz de Tenerife, sitos en la trasera de la plaza de toros, cargo que aspira a desempeñar para el cual cree reunir las condiciones. En esta instancia declara vivir en la calle Igualdad, calle cuyo precioso nombre sería sustituido por el de General Goded por acuerdo municipal de 6 de diciembre de 1937.

El 20 de agosto de 1928 comienza a trabajar como Guarda-Atargea de Roque Negro-Catalanes, con el jornal de 4 pesetas, para el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que entonces presidía Santiago García Sanabria. Este puesto conllevaba poder vivir en la casa-habitación anexa al depósito de aguas, sita en el Camino del Manicomio, nombre antiguo de la calle que hoy conocemos como calle Febles Campos. Esta casa disponía de luz, agua y teléfono. Teléfono que en algún momento Francisco Afonso permitió que fuera utilizado por un vecino militar, de nombre Leopoldo Domínguez Durán.

Años más tarde, Francisco Afonso García, como guarda de los Depósitos de aguas Municipales, se encargaría de ejercer como Guarda del Depósito de Agua del barrio santacrucero de Salamanca, también de los que se hallaban en los aledaños de la Plaza de toros y de un tercero que estaba en Salamanca Chica. También tenía la misión del cuidado y vigilancia del repoblado forestal que existe junto al primero de dichos depósitos.

En el seno familiar de Francisco Afonso García se arraigan los ideales de izquierdas y libertarios. En 1931 su hermano Bernardino Afonso García fue acusado, junto con Juan Pedro Ascanio García, del delito de insulto a fuerza armada en artículos publicados en el semanario sabatino libertario «En Marcha», del día 21 de noviembre de 1931, tras denuncia presentada por Juan Vara Terán, Teniente Coronel de la Guardia Civil Jefe de la Comandancia de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Fue la causa 45/1931, en la que actuaron como juez instructor el Capitán Cristóbal García Uzuriaga, como fiscal Lorenzo Martínez Fuset y como abogado defensor Luis Rodríguez de la Sierra Figueroa. El ínclito letrado defensor de estos obreros sería asesinado y desaparecido después del 18 de julio en 1936, víctima de la vesania practicada por los rebeldes alzados contra el gobierno republicano de España en dicha fecha.

Juan Pedro Ascanio García y Bernardino Afonso García resultarían condenados a la pena de un año de prisión, en sentencia de consejo de guerra presidido por el Coronel Diego Vega Montesdeoca y celebrado el 21 de marzo de 1932. Solamente cumplirían seis meses por aplicación de indulto.

2010-03-11_img_2010-03-11_01_54_50_11lo56afot11

Maestro albañil y contratista de obras

Francisco Afonso García era un eficiente maestro albañil y contratista de obras. Como maestro albañil percibía doce pesetas de jornal diario. En marzo de 1934 había constituido la sociedad constructora FIR, cuyos socios eran Francisco Afonso García, Ismael Castro Expósito y Ramón Herrera Hernández. De esta sociedad tenemos constancia que llevó a cabo cuatro casas, hasta su disolución-liquidación. Su hijo Chicho conserva el libro de cuentas de la sociedad FIR, donde pueden leerse los asientos, escritos a pluma, en una correctísima letra inglesa. La venta más pequeña anotada es de 1666,70 pesetas.

Al disolverse la compañía constructora FIR, Francisco Afonso García se había creado dos enemigos. Después de la sublevación del 18 de julio de 1936, Ismael Castro Expósito bajaría desde la Finca del Gato, ataviado con correaje y portando mosquetón al hombro, para sumarse a la terrorífica milicia de Acción Ciudadana.

Francisco Afonso continuó su actividad como constructor en solitario. Hay constancia documental de la construcción de una casa en la calle Fernando Primo de Rivera, ejecutando un proyecto del arquitecto municipal José Blasco Robles. También de otra casa en la calle Isla de Cuba, destinada a su familia, que luego sería mal vendida, o mejor dicho, como suele decirse en Canarias, malbaratada, para poder hacer frente a las desgracias sobrevenidas después de Alzamiento Militar de julio de 1936.

A pesar de su pluriempleo, Francisco Afonso García tuvo tiempo libre para dedicarlo al ejercicio de la presidencia de la Sociedad de Cultura y Recreo del Barrio del Uruguay, donde gozaba de respeto y consideración.

Persecución política

Producida la Rebelión Militar contra la República, episodio histórico denominado Alzamiento y/o Movimiento Nacional con la subsiguiente feroz represión, sus hermanos Bernardino, José, y Florencio fueron objeto de la represión, tortura y encarcelamiento.

Su hermano Bernardino Afonso García, significado líder de la CNT, había sido detenido, compareciendo ante el temible Delegado de Orden Público, Capitán Manuel Otero Rubido, el 22 de septiembre de 1936 en el Palacio de Justicia. Cuatro días más tarde, el 26 de septiembre de 1936, su hermano menor Florencio Afonso García, detenido en el mismo Palacio de Justicia, había muerto defenestrado. Florencio Afonso García había sido sometido a interrogatorio mediante tortura en el Palacio de Justicia, y muere tras precipitarse desde una ventana hacia un patio interior. Según la versión oficial, se había arrojado de forma voluntaria. Contaba con 18 años de edad.

Anteriormente, el 16 de septiembre, su otro hermano José Afonso García, también militante de la CNT, había sido detenido. José Afonso García fue sentenciado en once causas, llegando  a totalizar ciento sesenta y cuatro años y seis meses de condenas. Acogido a los indultos dictados por el Caudillo, el tinerfeño José Afonso García pudo salir de prisión el día 9 de junio de 1962, habiendo estado encarcelado ininterrumpidamente durante 9.550 días, cantidad equivalente a 26 años, 2 meses y 2 días. ¡Triste récord el del tinerfeño José Afonso García!.

En 1936 Francisco Afonso García ocupaba el puesto de Guarda del Depósito de Agua del barrio santacrucero de Salamanca, teniendo acreditado haber cumplido a satisfacción su cometido. Previniendo lo que se le venía encima, Francisco Afonso el 21 de octubre de 1936 solicita la excedencia en el Ayuntamiento, argumentando la necesidad de trasladarse al campo por la salud de su esposa. El Ayuntamiento presidido por un usurpador del cargo de Alcalde, el Coronel de la Guardia Civil Juan Vara Terán, en sesión del día 26 de octubre de 1936 adoptó el acuerdo de concederle la excedencia voluntaria en los términos reglamentarios por tiempo máximo de diez años y mínimo de uno, con efectos desde el día 1º de noviembre de 1936.

Pero Francisco Afonso García no tuvo oportunidad de disfrutar de la concedida excedencia, pues sería detenido antes de esa fecha. El 30 de octubre de 1936 Francisco Afonso García ya se encontraba encarcelado en la terrorífica prisión militar denominada Costa Sur, ubicada en un recinto cedido por la empresa frutera británica Fyffes Ltd.

Cumpliendo orden escrita firmada por el general Ángel Dolla Lahoz de fecha 21 de octubre de 1936, recibida el 28 de octubre de 1936 en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, la Comisión Gestora de éste, en sesión del 30 de noviembre de 1936 y presidida por el mentado Coronel de la Guardia Civil Juan Vara Terán, adoptó el acuerdo de aplicarle la sanción de separación del servicio, con efectos de 1º de noviembre de 1936.

Después de pasar encerrado varios meses como preso gubernativo, en febrero de 1937 el empleado municipal Francisco Afonso García es sometido a expediente gubernativo de destitución, que es instruido por el gestor municipal Juan Yanes Perdomo y asistido por el funcionario Horacio García García actuante como Secretario.

Tras iniciar dicho expediente, el Gestor Instructor Juan Yanes Perdomo, dirige oficio al Excmo. Sr. Comandante Militar interesando tenga a bien disponer que se le comunique los fundamentos que se tuvieron en cuenta para ordenar la detención del Guarda-Atargea de este Municipio don Francisco Afonso García, así como también si tales fundamentos han tenido confirmación.

Informes político sociales

Mediante oficio de fecha 22 de febrero de 1937, el general Carlos Guerra Zagala, a la sazón Comandante General de Canarias, manifiesta que Francisco Afonso García fue detenido y recluido en la prisión militar de esta Plaza el 30 de octubre de 1936 por pertenecer a la célula número 1 del partido comunista en Santa Cruz de Tenerife, continuando en esa fecha como detenido gubernativo.

En marzo de 1937 la Comisaría de Investigación y Vigilancia de Santa Cruz de Tenerife, el alcalde accidental Francisco La-Roche Aguilar y el Coronel Jefe del 24 Tercio de la Guardia Civil Agustín Piñol Riera emiten sendos informes sobre la persona de Francisco Afonso García. Coinciden en manifestar que Francisco Afonso García había formado parte de la célula Comunista número 1 correspondiente al barrio santacrucero de Salamanca, que había sido delegado de sellos y cotización de cuotas confederales de la CNT siendo delegado de este sindicato en el ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y que estaba está considerado policialmente como peligroso. Esto último a pesar de que Francisco Afonso García carecía de antecedentes comunes.

También figuran en el expediente abierto a Francisco Afonso García las declaraciones, como testigos de cargo, de estos seis individuos: José Felipe del Castillo González (Guardia Municipal), Alfredo Déniz García (jornalero), Lucio Flores Pérez (maestro de obras),  José Delgado González (albañil), Juan Quintero Lima (industrial) y Baltasar López Espinosa (agricultor). Ninguno de ellos aporta prueba alguna para corroborar sus declaraciones en contra de Francisco Afonso García.

En la prisión de Fyffes

Desde el 30 de octubre de 1936 Francisco Afonso García estaba privado de libertad en la terrorífica prisión militar denominada Costa Sur, conocida popularmente como los salones de Fyffes por estar ubicada en un recinto cedido en la capital tinerfeña por la empresa británica frutera Fyffes Ltd. En esa prisión de Fyffes el día nueve de abril de mil novecientas treinta y siete se le toma nuevamente declaración al preso Francisco Afonso García. El instructor Juan Yanes Perdomo formularía contra Francisco Afonso García un pliego con estos cargos:

1º.- Haber estado afiliado al Partido Comunista formando parte de la célula nº 1 del barrio de Salamanca, y de la C.N.T. en calidad de Delegado de sellos de cotización, cartas confederales y delegado de este Ayuntamiento.

2º.- Haber falseado la declaración jurada que prestó ante la Alcaldía, la cual hacía relación con su filiación politico-social, y

3º.- Su constante actuación como propagandista de ideas comunistas y disolventes, hechos que se consideran como peligrosos y antipatrióticos.

Dicho pliego de cargos es enviado al Gobierno Militar para su remisión a Francisco Afonso García, que continuaba emprisionado en Fyffes, con el fin de que el indefenso acusado haga por escrito las alegaciones que estime en su descargo. Transcurrido el plazo de ocho días concedido al interesado sin que éste haya cursado escrito alguno, el Gestor Instructor Juan Yanes Perdomo formula una propuesta que contiene cinco resultandos y cuatro considerandos.

Se considera que “… no aparece demostrado que el encartado Francisco Afonso García haya cometido falta alguna de las previstas y declaradas punibles en los Reglamentos de empleados municipales, si bien su constante actuación, como propagandista de ideas comunistas y disolventes con cuantas personas hablaba, según manifiestan los testigos, pudiera considerarse como hechos peligrosos antipatrióticos en términos, anteriores y posteriores al Movimiento Nacional, ya que dichas actuaciones y propagandas son las que han llevado a su patria a la grave situación en que hoy se encuentra…

Y se afirma que “… a pesar de los buenos informes que como empleado se tienen del encartado, resulta, sin embargo, bien probado que éste, por sus ideas o conceptuaciones políticas subversivas (lo que corrobora su filiación de cenetista primero y comunista después), la estrecha amistad y confianza que debió disfrutar con el conocido extremista Luque, debiendo estar, como seguramente estuvo enterado, de actuaciones secretas y peligrosas que no consta hubiese denunciado ni tratado de impedir o abortar, agravado todo esto por su parentesco con conocidos pistoleros, como su hermano José Afonso y su otro hermano Bernardino, ambos condenados a penas gravísimas, cuya amistad y convivencia de hermanos no ocultó ni rehusó nunca

Se concluye que Francisco Afonso García es considerado como “… sujeto incompatible, opuesto y peligroso para el Movimiento Nacional…” y se resuelve por la corporación municipal la separación definitiva de su destino de Guarda-depósito.

Canjeado

Después de pasar casi dos años en la horrible prisión de Fyffes donde estaba de director de la misma el teniente Leopoldo Domínguez Durán, el militar que tenía especial inquina personal a Francisco Afonso García y a quien curiosamente se le instruiría sumario en 1944 por delito de masonería, Francisco Afonso García se acoge al canje de prisioneros de agosto de 1938. Es evidente que consideró en peligro su vida en dicha prisión, después de ver como se sacaban con nocturnidad a muchos presos para ser desaparecidos en las denominadas sacas.

En agosto de 1938 en torno a un centenar de presos de Fyffes son trasladados a la prisión donostiarra de Ondarreta, en el País Vasco. Finalmente se materializa un canje de un grupo de 97 presos a Barcelona. Francisco Afonso García se encuentra en este grupo, conformado mayoritariamente por los canarios llegados desde Tenerife y una decena procedentes de Melilla. Francisco Afonso se incorporaría a la desesperada lucha en defensa del legal y legítimo gobierno de la República.

En Barcelona, en tierra republicana, los canarios canjeados son acogidos por los dirigentes del denominado Frente Antifascista de Canarias, organización política creada en tierras peninsulares por diputados canarios del Frente Popular. Francisco Afonso García solicita ser alistado en el cuerpo de artillería del ejército republicano. En enero de 1939 Florencio Sosa Acevedo, diputado a cortes por Tenerife por el Partido Comunista y dirigente del mencionado Frente Antifascista de Canarias en Barcelona, remite una carta al Subsecretario del Ejército de Tierra republicano, pidiendo que se atienda la instancia de Francisco Afonso García para ingresar en el arma de Artillería. Francisco Afonso contaba con 36 años de edad en aquel momento. Previsiblemente su instancia fue aceptada.

Su exilio

Después de la victoria de Franco, consumada la derrota republicana, Francisco Afonso García atraviesa la frontera pirenaica, como uno de los tantos cientos de miles de españoles condenados al exilio sin esperanza.

Francisco ingresa en los campos de refugiados para los españoles republicanos que el gobierno francés fue habilitando en el sureste de Francia, auténticos campos de concentración. Por los sobres de sus cartas remitidas desde Francia, sobres que conserva su hijo Chicho, sabemos que estuvo en los campos de Argeles sur Mer, Barcarés y Saint Cyprien.

Tras sufrir los campos de concentración del sureste francés, donde murieron tantos españoles confinados por las «democráticas» autoridades galas, en el verano de 1939 Francisco Afonso García se alista como voluntario en la 107ª Compañía de Trabajadores Españoles (CTE). Las CTE fueron creadas por el gobierno francés a partir de la primavera de 1939, siendo su alistamiento voluntario, inicialmente, para adquirir a partir de septiembre de 1939 carácter obligatorio. Estaban conformadas por en torno a 250 hombres y por oficiales del ejército francés al mando. Miles de españoles se alistaron en estas compañías de trabajadores, cuyo cometido era principalmente la realización de obras civiles.

Las 107ª, 108ª y 109ª compañías fueron enviadas a la localidad de Saint Florentin y posteriormente a Faulquemont, cerca de la frontera con Alemania. El cometido de estas tres compañías en ésta última localidad era la construcción de infraestructuras y fortificaciones en la célebre Línea Maginot, línea de fortificación y defensa construida por Francia a lo largo de su frontera con Alemania e Italia.

Con la ocupación de Francia por los nazis en plena Segunda Guerra Mundial, muchos españoles que conformaban las CTE son capturados por los alemanes en 1940, sobre todo en el mes de junio. Los integrantes de la 107ª CTE huyeron hacia el sur. Su objetivo parece ser que era llegar a Suiza.

Francisco Afonso García es capturado por los alemanes, y al menos desde octubre de 1940 se encuentra detenido en el Frontstalag 140 de Belfort, campo de tránsito para prisioneros. La ciudad de Belfort está situada en el noreste de Francia, cerca de la frontera con Suiza, y en ella los nazis instalaron un campo de prisioneros de tránsito. Stalag es la forma abreviada de Stammlager, que fue en el III Reich la denominación para los campos de prisioneros de guerra en la Segunda Guerra Mundial. A los campos de tránsito para los prisioneros desde donde eran distribuirlos a los diferentes Stalags se les denominó Front-Stalags o Dulags.

Posteriormente, Francisco Afonso García es trasladado desde el Frontstalago 140 de Belfort a la prisión o Stalag XI-A (Altengrabow). El Stalag XI-A (también conocido como Stalag 341) era un campo de prisioneros de guerra alemán que se encontraba justo al este de la localidad de Altengrabow y en el sur de Dörnitz, en Sajonia-Anhalt, alrededor de 90 km al sur-oeste de Berlín. En esta prisión se le asigna el número de prisionero 7048.

Desde el Stalag XI-A de Altengrabow Francisco Afonso García pudo enviar una última postal a su familia en Tenerife, fechada el 16 de abril de 1941, matasellada el 21, y dirigida al domicilio familiar sito en la calle Trasera Molinos nº 6 de la capital tinerfeña, con este texto manuscrito a lápiz:

“Querida esposa e hijos: Deseo que al recibo de esta vos encontreis bien, yo a la presente bien. No tengo noticias vuestras vos escrito varias, espero noticias de todos; recuerdos toda familia y amigos. Resibis un millón de besos y abrazos, pronto con vosostros, yo contento. F Afonso”

Analizado grafológicamente este texto manuscrito a lápiz, parece haber sido hecho por la mano de Francisco Afonso García, pues la letra es muy semejante a la de otros documentos manuscritos a tinta que se conservan suyos, constatando que la personalidad de Francisco había sufrido una mutación brutal, pudiendo afirmar que en 1941 es ya un hombre destruido por los avatares sobrellevados.

Ahora bien, su verosimilitud es bastante dudosa. Llama la atención la fraseología empleada. Ello parece indicar que el desdichado prisionero hubo de escribir al dictado, empleando frases y palabras tópicas, no comprometedoras para sus carceleros. De su lectura, salta a la vista que el “cómitre-dictador” desconocía que en Canarias no se utilizan palabras como «vos», «vuestras», «vosotros», y que a nuestra forma de hablar canaria resulta extraña la segunda forma verbal del plural. Mas, lo que resulta enormemente estremecedora es la despedida: “pronto con vosotros, yo contento”. Espeluznante despedida para un prisionero que debía conocer de su nula expectativa para salir vivo, estando prisionero de nazis asesinos, contra los cuales había venido luchando desde la guerra civil española.

Deportación

El 25 de abril de 1941 Francisco Afonso García es deportado al campo de Mauthausen (Austria), desde el Stalag XI-A de Altengrabow, formando parte de un contingente de 469 prisioneros españoles deportados que llegarían el día 26 abril a este campo de exterminio.

En este grupo de españoles deportados al campo de concentración de Mauthausen se encuentran otros cinco canarios: los palmeros Vicente Méndez Hernández y Juan Pérez Remedios, Domingo Cedrés Suárez (Arrocha) y José Cruz Barreto, ambos de Lanzarote, y Casimiro Morales de la Hoz, también de la provincia oriental.

Francisco Afonso García fue registrado en Mauthausen con la profesión de albañil (“Maurer”) y con el número de prisionero 3450, siendo categorizado como “Schutzhäftling” de España, “detenido preventivo” de España.

Según los registros de defunción de Mauthausen, Francisco Afonso García murió el 13 de junio de 1942 en el campo de concentración de Mauthausen a las 6:30 horas. La causa de la muerte se da como “Phlegmone des rechten Unterschenkels, allgemeine Sepsis”, es decir: “celulitis en la pierna derecha, sepsis general”. Hay que tener en cuenta que en muchos casos la causa de la muerte real no coincide con la que los nazis reflejaron en sus registros en los campos de exterminio.

Así fue como Francisco Afonso García fue compelido a desaparecer de este mundo, un hombre honrado, trabajador, buen esposo y padre de familia numerosa, tinerfeño, nacido en La Laguna en 1902, que no pudo alcanzar los cuarenta años de edad.

El nombre del Francisco Afonso García aparece en el proyecto conmemorativo en línea “Sala de los Nombres”: http://www.gedenkstaetten.at/raum-der-namen/cms/index.php?.

 

Fuentes Documentales principales:

Testimonio, documentación y fotos de Francisco Afonso García aportadas por su hijo Francisco Afonso Álvarez.

El Blog de Pedro Medina Sanabria https://pedromedinasanabria.wordpress.com

Archivo del Tribunal Militar Territorial Quinto.

Fondation pour la Memoire de la Deportation

Mauthausen Memorial Archives.

Prensa Histórica

Registro Civil de San Cristóbal de La Laguna.

 

[Autores: Pedro Medina Sanabria y Fabián Hernández Romero. Versión de febrero de 2017]

deportadoscanarios@gmail.com

 

Para saber más sobre la figura de Francisco Afonso García se debe ir al Blog de Pedro Medina Sanabria:

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/11/12/francisco-afonso-garcia-tinerfeno-asesinado-por-los-nazis-en-mauthausen/#comments

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s